portada1

La leyenda de los gigantes.

Asfou – Fuentes de Ermila – Gruta Ifri n´Ammar – Fuerte Arbaa Haraig- Asfou

Me gustan los grandes espacios abiertos, los lugares deshabitados. Siento especial predilección por los desiertos. Y no me refiero solo a los de arena. Hay desiertos de piedras, en las planicies nevadas, en los picos de más de tres mil metros de altitud y también, como en este caso, en las llanuras del Rif.

Os aseguro que la sorpresa que se llevan los aficionados que no han pedaleado o caminado más allá del paseo marítimo es mayúscula. Sobre todo cuando descubren que a pocos kilómetros de nuestra ciudad, se encuentran senderos y paisajes que parecen sacados de un documental televisivo de lugares lejanos. El esfuerzo y el viaje para salir de la zona de confort quedan justificados.

bike-horizons-desierto-05

En la vertiente sur-este de la provincia de Nador, a unos 67 kilómetros de Melilla, en la carretera hacia Saka y Guercif,  se encuentra Asfou. Desde esta aldea arranca una ruta circular de unos 74 kilómetros de distancia. Paraje desértico en el que podemos encontrar algunos vestigios históricos. Un lugar idóneo para rodar en bicicleta por sus interminables pistas. Su dureza física la podría calificar de “dificultad media” debido a las dos o tres rampas que habrá que superar, aunque no son excesivamente largas. Técnicamente es una travesía muy sencilla, pues todo el recorrido discurre por una pista muy ciclable.

Track de la ruta en wikiloc: RUTA ASFOU

A lo largo de la ruta podremos encontrar algunos puntos de interés, tanto de la época del protectorado español en Marruecos, como una cueva que alberga valiosos descubrimientos arqueológicos.

Dicen los troleros de internet (versión virtual de un vocal de una junta de vecinos inventado bulos) que en esta cueva se encontraron varios esqueletos de niños gigantes de algo más de 18.000 años de antigüedad. La anécdota no pasaría de ahí si no fuera porque han aparecido varios artículos en esas revistas de misterios que dan más miedo por su precio que por su contenido.  Aquí tenéis unos enlaces bastante explicativo de un par blog que hace referencia a este rumor:

CARLOS MESA BLOG                  CARLOS MESA REVISTA

grupo2.JPGEn resumen, y volviendo a la bicicleta, es una ruta sencilla desde el punto de vista técnico, aunque algo exigente físicamente por su kilometraje y por ese par de rampas que comenté en un párrafo anterior. No te confíes demasiado “el tío del mazo” siempre estará al asecho y supongo que en verano mucho más. Tuve calor en febrero y poca zona de sombra vi.

Aquí os dejo unas fotografías comentadas de algunos puntos de interés:

DSCN2074

mehala

Fuentes de Ermila  (Km – 3,7) El antiguo campamento se localiza al noreste de la llanura del Guerruao, en las cercanías de unos importantes pozos de agua. Su principal objetivo de trabajo  fue la de abastecer agua a las posiciones de la zona. El recinto, de aspecto colonial, presenta planta cuadrada y está constituido por una serie de edificaciones distribuidas en torno a un gran patio central, en cuyo interior se sitúa una fuente de planta heptagonal. El edificio principal se ubica de formas aliente en el lado oeste, disponiendo de escalinatas de acceso y entrada porticada, sobre la que aparece la fecha de 1935. En la parte trasera se sitúa el edificio de las caballerizas, con los suelos empedrados y cubierta a dos aguas, manteniéndose pintado en una de sus paredes el emblema de la Mehal-la del Rif nº 2. Enfrente, se ubican varias edificaciones y en la parte posterior una construcción a modo de cuerpo de guardia. El acuartelamiento se conserva en la actualidad en estado ruinoso, con los tejados de las edificaciones prácticamente derruidos. No obstante, el edificio principal sirve de vivienda para una familia.

Fuente: Luis Blanco y Gerardo Sierra (La huella militar en el sector oriental del Protectorado Español en el Rif)

gruta

DSCN2084.JPG

DSCN2087.JPG

Cueva Ifri n´Ammar (Km -16,7) La investigación arqueológica realizada desde 1997 con la ayuda del Instituto Arqueológico Alemán ha sacado a la luz diversos descubrimientos entre los que se encuentran conchas derivadas de los gasterópodos marinos que sirvieron como adornos atribuidos a sus ocupantes  en el Paleolítico Medio. También unas pinturas, primeras muestras conocidas de expresión simbólica de arte y probablemente de la lengua en el norte de África. Así como unas pautas funerarias al descubrir  los esqueletos de cuatro niños y un adulto  en posición sentada.

Resumen del cartel.

fortin

Fuerte Arbaa Haraig (Km -37,6) El fuerte se localiza en la llanura de Haraig. Se trata de una construcción en fábrica de mampostería anterior a 1921, que se conforma como un recinto rectangular de dos alturas y dos torres circulares en los ángulos noroeste y sureste. Además de la piedra, se emplearon asimismo otros materiales, como el ladrillo para el enmarque de vanos y bloques de hormigón para la formación de las aspilleras. Presentaba detalles ornamentales neo-árabes, como la entrada en forma de arco de herradura apuntado, que le daban el aspecto de castillo de referentes medievales exóticos (Bravo 2000:161-162). Actualmente presenta un estado de completo abandono y ruina, con alguno de sus lienzos totalmente derruidos. Pese a ello, aún se aprecia su estructura original.

Fuente: Luis Blanco y Gerardo Sierra (La huella militar en el sector oriental del Protectorado Español en el Rif)

Peña Tahuarda

noviembre 22, 2015

Portada

Peña Tahuarda.

Bajo el nombre Tracks de “Tafersit –  Tizi Assa – Peña Tahuarda” se cobija una ruta para realizar en  bicicleta de montaña digna de mencionar y compartir. Un recorrido a pedales  que atraviesa un entorno de puro paisaje rifeño con unas pistas ciclable 100%. Montañas de leyendas, peñas con historias sobre héroes, aventureros, guerreros y villanos. Una zona de culto para los estudiosos de la historia contemporánea de la España del siglo XIX y XX.

bici2Un amigo me invitó a participar en la ruta. Sin saber nada sobre ella, ni siquiera la ubicación, no me lo pienso. Me preparo un bocadillo, un par de plátanos, pongo bastante agua en los bidones y me presento en el lugar acordado para la salida. Llegamos en coche hasta  el pueblo de Tafersit, punto de partida y llegada de nuestra ruta circular. Montados ya en nuestras bicicletas, recorremos pequeñas kábilas desperdigadas a los lados de la pista. Un terreno que parece una postal rifeña: campos en barbechos, almiares de pajas, burros cargados de sacos agrícolas, chumberas, pitas, y por supuesto los inmortales mercedes 240. Pasados unos minutos  aparece un bosque de pinos bajos y los primeros tramos empinados que ponen a prueba los músculos.

Karmud1

Llegamos a la Peña Tahuarda. El punto más destacado de la ruta. Un antiguo fortín en un escarpado pico. Tuvo que ser un lugar duro para vivir, para “servir”, y también para morir, muy duro. Es aquí donde empiezo a tener una gran curiosidad por la zona. Esto merece un par de horas en la red buscando y leyendo. Alguien del grupo comenta que es lugar histórico, sobre todo en el desastre de Annual. 

DSCN1993

Continuamos por los caminos que nos indican el tracks introducido en el GPS. Las pistas son muy buenas, el entorno para disfrutarlo, las rampas duras. Un “sábado de Gloria” para los creyentes de la bicicleta de montaña, más aún si rematas la ruta probando una magnifica empanada gallega y una  tortilla de patatas que prepararon para el final. El trofeo. 

Antonio-y-Margarita-300x252Increíble la de libros, artículos, reseñas, fotografías y foros que existen al teclear “Peña Tahuarda” o “Tizi Assa”. La tarde del sábado se quedó corta. Héroes, aventureros, guerreros y villanos. Cientos de reseñas en la red, la de páginas escritas que dio ese pico rocoso. Me quedo con una de la historias que ya alguien me comento hace años y a la que hoy, tras realizar esta ruta, pongo ubicación, incluso caras.  Una historia de amor y guerra situada en la  Peña Tahuarda entre el joven militar Antonio de Medina Castro y su novia Rosa Margarita, que duro más de 69 años. Toda una vida. Me pareció digna de compartir. Que irracionales y dañinas son las guerras:

VINCULO- “Una historia de amor y guerra en el Rif” – fuente: Papeldeperiodico.com

Os dejo estos Tracks de la ruta que utilizamos ese día. Son de unos buenos aficionados a la MTB , por lo tanto muy bien trazadas. En la red puedes elegir a la carta:

VINCULO tracks (1)

VINCULO tracks (2)

VINCULO tracks (3)

DSCN1991

11148809_1072424126101590_8220290853168751838_n

Por el camino

 

DSCN0967

Chauen

septiembre 30, 2015

Portada

Chauen, Xauen, Chefchauen

IMG-20140407-WA0003Se acerca el puente del 12 de octubre y una peña de amigos senderistas han organizado una ruta por el parque natural de Talassemtane (Chauen) donde se encuentra el famoso  “puente de Dios”. Aprovecharan también para conocer la ciudad de Chauen. Hemos estado charlando un buen rato. De los seis que irán, sólo uno estuvo en ese lugar un día y eso fue hace diez años, así que no se acuerda de casi nada. Son unos portentos de las nuevas tecnologías. Han cargado varios tracks en su GPS y dicen que no necesitaran guía. Pobres ingenuos, no saben lo que les espera. Son expertos viajeros y trabajan mucho el arte de la paciencia, pero el acoso que recibirán en el parking del parque natural por parte de los oriundos del terreno será peor que un marcaje de un defensa del Atlhetic. Tendrán que contratar uno aunque solamente sea para espantar a los demás.

Como siempre, cuando alguien prepara un viaje por Marruecos les recomiendo un blog de un experimentado viajero (VIAJAR POR MARRUECOS)  que me parece muy sincero. Nada de falsos adornos. Comparto muchas de sus impresiones y recomendaciones. Esto no quita que les contara algunas anécdotas de mi paso por Chauen. Compartiré algunas, no muchas, que para que pueda creerme que alguien ha leído uno de mis post, deben ser cortos. Cortísimos. Ahí va:

imagesExisten numerosos lugares para alojarse. Desde los muy mochileros, pasando por las pequeñas casas rurales, hasta los típicos cuatro estrellas marroquíes, que visto uno, vistos todos. En nuestra última visita a la ciudad, de las tres que he realizado, descubrimos “Casa Palma” por casualidad. Escuchamos y vimos a sus propietarios en  un programa de televisión “Andaluces por el Mundo” de Canal Sur y nos pareció un lugar diferente al tradicional hotel. Fueron unos buenos anfitriones y suelo recomendarlo. Podéis verlo en su página web.

Casa Palma” es una bonita casa restaurada que pasa desapercibida tras una fachada sencilla y anónima de la medina. Pero al entrar descubres un alojamiento trabajado con muy buen gusto.  Sus propietarios, dos malagueños que se enamoraron de Chauen, encontraron esta casa en ruinas en la medina. Decidieron apostar fuerte y crear una casa llena de pequeños detalles que agradan la vista y la estancia: lámparas, cestas, alfombras, luces tenues, colores azules por todos los rincones. Muy étnico. 

La ciudad de Chauen, mejor dicho, la medina de Chauen, es un lugar muy fotogénico. Azul, azul y azul. Hasta el suelo de la laberíntica medina es azul. Sin duda conseguirás unas magnificas fotos. Esa es la experiencia buena, disfrutar realizando un buen reportaje, descubriendo la medina paseando, buscando rincones de cine, tomar un té en las terrazas que miran a la plaza del pueblo al atardecer. Es un bonito lugar.

una

Pero toda rosa tiene su espina. Si me preguntas por lo más emblemático de Chauen, la respuesta está clara: el color azul de la Medina y la presión de los vendedores de “chocolate”.

Viajar saca algunas veces lo peor de nosotros mismos; son 24 horas sobre 24 fuera de tu entorno sometido a cambios constantes, sensaciones nuevas e inesperadas. Y si encuentras una ciudad que le cuesta despegarse de las costumbres de aquellos viajeros de los años  80 en busca de ponerse ciegos de hachís y que hacía “buscarse la vida” de forma fácil a muchos de sus habitantes, al final terminas un poco harto. Cansa, tanto ofrecimiento cansa, agota y disgusta. La plaza de Chauen es un hervidero de “pesaos”. Y no hay cuerpo humano que aguante eso sin estallar alguna vez. A mi entender es un claro freno al turismo. Esa presión, sin la debida paciencia, hace incomoda la estancia en la ciudad pudiendo pasar Chauen  a la lista de las ciudades de “no repetir”.

Así que Xauen, Chauen o Chefchauen, que de las tres maneras puede llamarse, tiene su yin yang. Dos fuerzas fundamentales opuestas. La relajación que produce su paisaje y su entorno natural en contra posición del cansancio que producen los “chipichangas”.

Tampoco es un motivo para dejar de conocer la ciudad, en todos los sitios existe una parte “yang”. Tengo un amigo que acuñó una frase memorable: “No sabes lo que es un pelmazo hasta que no te encuentras con algún voluntario de manos unidas (u otra ONG) en las calles de Madrid”

dos tres cuatro

Mulhacen

mayo 21, 2015

Portada

Por el techo de iberia

Trevélez- Siete lagunas –Mulhacen- Alto del Chorrillo-Trevélez

portada pequeñaTe levantas, revisas la mochila por segunda vez, te asomas al balcón y ves una impresionante cima cubierta de nieve. Simplemente espectacular. Después, un buen desayuno en grupo, café, pan de pueblo untado con mantequilla y miel. Ganas de empezar. Dos mil metros de desnivel  te separan del Mulhacen. ¡Comienza la ruta!

La travesía  elegida para esta ocasión  parte del pueblo de Trevélez, que presume de ser la localidad más elevada de España y por supuesto, puesto a presumir, añade a sus méritos los famosos jamones. Se trata de uno de los itinerarios más clásicos y frecuentados ya que te permite llegar a la alta montaña en un plis plas.  Atravesamos las calles del pueblo, pasamos de los 1476 metros de altitud  del barrio Bajo a los 1600 m del barrio Alto en unos minutos. Pulsaciones como los tam-tam de guerra indio y aún no le hemos dicho ni buenos días a la montaña. Resulta fácil encontrar en lo alto del pueblo la vereda señalizada “Siete Lagunas”. El primer objetivo.

MULHACEN-TREVELEZ1

El sendero pasa por huertas, acequias, barrancos, vas ganando altura por un camino marcado por hitos. El cuerpo humano tiene algunas malas costumbres. Necesita comer y beber regularmente, a veces tiene frio, otras calor y en bastante ocasiones ganas de “fotografiar para el Facebook”. Así que nos lo tomamos con calma. Paramos las veces que hicieron falta, comimos y bebimos con frecuencia. En la mochila siempre algo de abrigo para esos cambios traicioneros de la alta montaña y disfrutamos robándole algún recuerdo fotográfico a la ruta. Así que establecimos paradas de descansos y reagrupe de compañeros.

lagunaEl último tramo para llegar a Siete Lagunas es espectacular. Asciende por una pendiente bastante acusada que nos lleva entre cascadas y arroyos a la planicie de las lagunas. El esfuerzo merece la pena.

Si alguna vez quieres conocerlo, mi consejo sería: disfruta de este lugar, las vistas son increíbles, túmbate y guarda las imágenes en la memoria, ninguna cámara puede recordar tan bien como tu retina este paisaje. No tengas prisas, descansa y coge fuerzas. Aprovecha y ten un buen avituallamiento, queda el último tirón.

DSCN1899

Continuamos por un sendero que parece desaparecer entre las rocas y la nieve. Se adivina el camino con hitos de pequeñas rocas bien repartidos. Parece que nunca llegas, pero al final lo haces. Es una ruta exigente. Alcanzamos el pico del Mulhacen. Abrazos y ánimos. Es una agradable sensación.

Cuando ya nos atiborramos  de admirar, fotografiar, hacer nuevos amigos montañeros de otras regiones, recargamos fuerzas con el jamón de Trevélez y comenzamos el regreso.

grupo

11203243_871558429556580_1664423680228802157_n

El descenso pasa por el pico del  Mulhacen II hasta llegar al alto del Chorrillo y el mirador de Trevélez. La bajada se hace larga desde este punto (de 2,5 a 3 horas) hasta el pueblo. Son 2000 metros de desnivel  y de cansancio acumulado en las piernas. Es una bajada slalom entre piedras y barrancos. Pero con paciencia toda meta llega y la nuestra llegó. La terraza del bar de la primera Plaza del pueblo. Allí con el trofeo entre las manos, comentar, bromear e intercambiar impresiones es lo que toca. Pero sin duda lo que nos quedará son las muchas imágenes que guardaremos en nuestra retina.

bajada

Ah, y como va siendo costumbre, comparto con vosotros una curiosidad que me surgió subiendo. El nombre de la cima más alta de la península ibérica.

La tumba para un rey: descarga“El viejo rey Muley Hacen, ya moribundo, imploró que se le diese sepultura en medio de un lugar desierto; porque era tal su aborrecimiento a la sociedad humana, que recelaba  que sus restos no reposaran tranquilos y que los pesares le afligiesen más allá de la tumba si era sepultado junto a otros cadáveres. Zoraida, Isabel del Solís cuando cristiana, y sus dos hijos, luego cristianos, fieles ejecutores de esta última voluntad, buscaron unos cuantos palmos de tierra en el pico más alto de Sierra Nevada (Sulayr), y allí, donde reina el silencio eterno, por encima de las tempestades, quedaron depositados sus despojos humanos. Y allí está y ha de estar hasta la consumación de los siglos el misántropo rey moro y desde allí puede ver la Alhambra y el Generalife, la cordillera del Atlas, que es la Sierra Nevada marroquí. Así lo narraron, y debe ser verdad, Lafuente Alcántara y Pedro Antonio de Alarcón”. Revista Grandes Espacios nº 132

DSCN1865

El Pueblo “Joselín”

De trekkig por el Centro Budista O-Sel-Ling

dsc01509Hace unos días estuve en Sierra Nevada aprovechando el puente del 1º de Mayo.  La idea era sencilla. Disfrutar un par de días de aire libre, de la gastronomía del lugar  y compartir buenos ratos con amigos aficionados a trepar montañas. Una experiencia para recordar. Si me  permitís, y si no también, intentaré en un par de post daros el tostón con algunas fotografías e historietas del viaje. Estáis a tiempo. Aquí va la primera entrada del blog. El pueblo Joselín:

Como uno ya es dependiente del café caliente, me suelo levantar temprano. Y  cuando la cafetería es casi para mí solo, se convierte en un instante de devoción. Tomarme el café con las noticias de la santa televisión, que también aquí, cuelga en lo alto, como un santo en su peana. Si le añades a este momento que el personal de las cafeterías  de estos pueblos es de una gran amabilidad y te facilitan información de lo que preguntes, pues te tocó premio. Son unos verdaderos enamorados de su tierra.

La idea es hacer un trekking de 5 o 6 horas para tonificar y adaptarse a la altura, ya que el día estrella será el siguiente: Trevélez, Siete Laguna, Mulhacen, Hoya del Portillo, Trevélez. La sugerencia para este trayecto del primer día viene de la mano “del amigo de un amigo”. Un hombre leído. Vamos, lo que siempre se llamó un intelectual. Pero en este caso con el gusto añadido de gastar las suelas de las Chirucas. Un buen tipo, Pedro.

Retomando el momento de la cafetería. En plena conversación con el camarero pensé “este me está vacilando”. Le pregunte por el Templo Budista y que tal el camino. “Para ir al poblado Joselín, tenéis que subir por la calle de la Iglesia hasta el sendero señalizado, etc, etc, etc….” ¿Poblado Joselín?-le pregunte- Si, O Sel Ling . Es el acento. Nos sale “Joselín”. Joder, pues es verdad. No hace falta tener acento alpujarreño, a mí también me sale así “OSELÍN”.

2015-05-01 09.07.06Salimos de Capileira por el sendero (GR7) y nos meteremos de lleno en el valle de Poqueira. Jesulín (el torero- nada tiene que ver con el pueblo) dijo una vez al catalogar algo que quería darle mucho énfasis (no recuerdo qué..) “en dos palabras: im-presionante”. El valle de Poqueira tendríamos que describirlo en tres o cuatro palabras “¡im-pre-sionan-te!”. Verde y agua, las dos constantes del camino. Después de una pronunciada subida llegamos a la Atalaya. Reponemos fuerzas con pan y jamón de la tierra bien guardados en las mochilas y continuamos el trayecto, bastante más cómodo, entre acequias hasta el pueblo “Joselín”. Pero que en realidad se llama, Centro de Retiros O-Sel-Lig.

Una vez en el pequeño pueblo budista, seguimos un  recorrido. Algo así como un peregrinaje entre sus iconos más visibles, que por lo que he podido leer lo llaman “Los cinco lugares sagrados de O Sel Ling”. Estos son:

La rueda de oraciones. Según pude leer, están rellenas con 165 mil billones de mantras del Buda de la Compasión. Si la haces girar una sola vez, es como si hubieras recitado de la todos los mantras que se encuentran dentro de ella. 

grp1

29

La Estupa pequeña y la Estupa grande. Las Estupas de O Sel Ling son objetos sagrados que representa la mente iluminada. Están construidas con unas dimensiones concretas y rellenas de mantras, oraciones, estatuas, texto y reliquias de seres santos. El poder de los objetos sagrados es algo extraordinario y, en la práctica budista, se circunvala la Estupa en el sentido de las agujas del reloj, tantas veces como se quiera. Estas acciones crean una gran energía positiva.

32

28

DSCN1877

DSCN1868La imagen de Buda de la Medicina. 

La imagen de Tara. Es la madre de la sabiduría divina. Tara es la raíz fundamental de la felicidad y la energía que disipa todos los obstáculos. Para los tibetanos Tara es sobre todo, la que viene a rescatarlos, en un sentido relativo. De los problemas de la vida diaria. (Foto utilizada para la entrada)

Estos sitios me producen buenas vibraciones. Será por el silencio, será por el contacto pleno con la naturaleza, será por los mensajes de respeto y tolerancia que invaden los rincones. Por sus banderas de oraciones de colores, que le da el toque tibetano. El caso es que el regreso se hizo con más energía y de muy buen humor. No se merece otra forma una buena ruta de montaña. Aunque el amigo Sergio dice que es por la Alhambra que sabemos que nos espera.

Viajar es necesario para tomar conciencia de que vivimos en un planeta maravilloso, que tenemos que respetar, cuidar y amar. Y en lugares como este si no lo aprendes por lo menos te lo recuerdan.

Historia resumida del lugar…

El Centro de Retiros “O-Sel-Ling” está situado a 1.600 metros de altitud en lo alto de las laderas de la Atalaya, en la comarca de la Alpujarra. Desde la Atalaya (antiguo cortijo) se divisa el pico Mulhacen nevado y los pueblos blancos del barranco de Poqueira: Capileira, Pampaneira y Bubión. El Centro existe desde 1981, aunque fue en 1982 cuando el Dalai Lama le puso su nombre. Su significado en tibetano es “Lugar de Luz Clara”. Convirtiendo el lugar en un pequeño centro de meditación y descanso.

24

Fue famoso en los años 80 ya que los medios de comunicación nacionales e internacionales se hicieron eco de la noticia del reconocimiento oficial por el budismo tibetano de la reencarnación  del Lama Yeshe en el pequeño, O Sel, (José para los alpujarreños) nacido en Bubión y criado durante algún tiempo en el Centro Budista.

Su página web lo define como un lugar perfecto no sólo para budistas, sino también para quienes necesitan una cura antiestrés, liberarse del mundanal ruido y reencontrarse consigo mismos. El aire es puro y la paz absoluta. 

Las cabañas, perfectamente integradas en el paisaje y alejadas unas de otras para favorecer el retiro, pueden ser alquiladas por los visitantes a un precio módico.

Námaste. Adiós. Chao. Hasta la próxima.

31

Nueva pista al Gurugú

abril 12, 2015

pista gurugu

Y ¿A dónde lleva esa pista?

Nueva pista para llegar al Gurugú

bajandoUn día, en una de nuestras rutas, giras la cabeza y ves monte, sólo montes, aún con ese magnífico tupido verde que le da el invierno. Te acuestas y al día siguiente vuelves a la bici, giras la cabeza y por arte casi de magia ¡una pista! que bordea el Kol-la. Parece una raya de esos peinados de moda que últimamente llevan los famosos futbolistas. Una raya en el monte.

Unos dicen que ha sido realizada con maquinaria pesada para crear un corta fuego y evitar nuevos incendios veraniegos, muy dados en esa ladera. Otros, que es para dar acceso a las fuerzas de seguridad marroquíes hacia los campamentos creados por los ciudadanos migrantes  centroafricanos, y que antes eran prácticamente inaccesible para  vehículos.

El caso es que le han hecho una llaga al monte, y claro, gustar, gustar, no gusta. Pero a los que preferimos montar en bici o pasear por el monte evitando en lo posible el trafico, es una opción. Y como diría un amigo: es una opción mejor que el cemento.

Regresamos a los inicios del blog. Aquí unas pequeñas reseñas para la orientación:

¡Comenzamos la ruta!

Cruzaremos la frontera de Beni-Enzar con toda la paciencia que os quede en el cuerpo. Ponemos rumbo a la carretera de subida al Gurugú. Si quieres evitar algo de tráfico, dirígete desde la curva reseñada (foto 1) hasta encontrar el camino de subida al Gurugú por asfalto. Allí, justo enfrente, encontrarás una carretera (foto 2) Cruza con prudencia y continua por ella unos cien metros aproximadamente hasta llegar a un edifico con sus fachadas de distinto color (foto 3) Aquí comienza la subida por pista hasta la mitad del monte Gurugú. La pista tiene su fin en el punto en el que desde el mundillo ciclista y de senderismo local llamamos “El cafetín de los monos”. El trayecto pasará en su inicio junto a un par de Kábilas que  desaparecen en el primer kilómetro de subida.  El ascenso es de buen firme, con continuos repechos exigentes, en algunos casos próximos al 20%. La pista deja a la derecha la cantera de piedras oculta para los que circulan por carretera. El camino salta al Monte Ubayo, o como decimos en nuestro  argot ciclista “al monte de Kol-la”. Ya sólo queda continuar el camino disfrutando de las vistas y ¡de la inexistencia de tráfico!

Foto-1

Foto-1

 

Foto-3

Foto-3

 

 

Foto-2

Foto-2

 

Llegaremos a la Kábila que llamamos popularmente “el cafetín de los monos”. Aquí  ya, nuevamente en la carretera, podemos continuar con algunas de las opciones que nos da el lugar: el pico de Basbel, Kol-La, el castillo escondido (Sidi Taquiras), etc…

 Ojo. Si optáis por bajarla después de realizar alguna ruta por la zona, tened mucho cuidado. Es una pista muy rápida y con bastantes gravas en las curvas cerradas, y ya os digo por experiencia,  que algunas caídas tuvimos en el grupo el día que por primera vez bajamos. Velocidad y gravas en las curvas, no son buenas compañeras.

En resumen, una ruta con buenas vistas, sin tráfico, con repechos que duelen y fácil de transitar.

Buen provecho.

La nueva pista

La nueva pista

Buena trazada

Buena trazada

 

Caminos con historias.

marzo 19, 2015

montekolaCaminos con historias

tx2Hace unas semanas un par de iniciados en esto de la bicicleta de montaña me convencieron para que los acompañara a varios puntos concretos del macizo montañoso del Gurugú. Creo que su interés o curiosidad pudo venir de algún libro histórico de los tantos que existen. Subíamos a ritmo de conversación “¿Dónde está Hardú?, ¿Y Taxuda?…” Reconozco que uno de ellos me sorprendió al conocer los nombres de algunos collados, barrancos y picos. Sin embargo, era la primera vez que pedaleaba por el lugar. No digo nada de la retahíla de pequeñas historias dramáticas que este hombre contaba con la respiración entrecortada mientras subíamos. Parecía la wikipedia de la guerra de áfrica pero con su punto “radionovela”.

A veces de una conversación surgen nuevos libros que leer, historias que repasar, y sobre todo te hace ver  y haces ver que las cosas no son ni tan claras ni tan oscuras como uno creía ni como el otro aseguraba. La tertulia respetuosa es tan saludable como bicicleta, aunque no os puedo negar que  en el mundo de la bici siempre existe un pique sano. Y en lo referente a la historia me pasa algo parecido.

Parece mentira que un mismo accidente geográfico pueda generar impresiones tan distintas. Sin duda, en esas laderas se mezclan las leyendas de sacar pecho y las de esconder la cabeza.

ri1Seguimos avanzando ahora por pista y llegamos al pico de Kol-La. Un lugar con unas vistas increíbles y donde se mantienen las  piedras del que en su día fue un fortín militar. Soltamos las bicicletas en el suelo. Les quiero enseñar algo, pero primero les dejo patear el lugar y que se hagan unas fotos y se impregnen “Por este mismo lugar que ahora piso estuvieron fulano y mengano“, comenta el entendido. Como ya sólo nos queda bajar y el desgaste físico no será importante, les pido que cojan sus bidones de agua y mojen una roca junto al fortín, otra, unos metros a la izquierda, y una más alejada, con el fin de ver mejor los trazos escritos en ellas.

DSCN1706

Son fechas y nombres, supongo que de jóvenes que venían a realizar el servicio militar en estos lugares. “Manuel el extremeño 1923” “José (ilegible) 1932” “Gregorio (ilegible) Zamora 1928”.

Existen frases elocuentes, de esas que aparecen en los libros que lee mi ocasional tertuliano y compañero de ruta ese día, como “La historia pertenece a quienes escriben sus páginas con sudor y sangre…” Y que conste que he puesto la menos patriótica-enardecida de las que he visto. Pero casi siempre se olvidan, quienes cuentan la historia con grandes palabras, de la otra historia, de la que escribieron y cuentan los que tallaron esas piedras, jóvenes viviendo junto a fortines, blocaos, cinceladas y talladas para que alguien algún día mire y lea su nombre. El valor histórico de la talla en una roca puede ser insignificante, pero si lo piensas bien tiene un gran valor para entender parte del nefasto siglo XIX que padeció España.

CastilloEmpezamos la bajada, seguimos recomendándonos libros, nos comprometemos en leer uno por lo menos de los recomendados. “Supongo que en temas históricos somos lo que leemos”.  Y ya casi en la parte baja del Gurugú, le añado “Y lo que vemos”. Nos cruzamos con otros jóvenes que malviven en el Gurugú y que seguramente también estén tallando en alguna roca sus nombres y fechas. Si, lo sé, es otra historia. Y dentro de muchos años se escribirá de otra forma. Es curioso este monte Gurugú  la de historias desgraciadas que tiene y tendrá para contar. El Gurugú y sus apocalipsis.

DSCN0590

Por cierto, el libro que le propuse a mi tertuliano/cicloturista fue “Cuatro gotas de sangre” de Josep María Prous i Vila. No son tallas en las rocas, son cartas de un joven soldado que nos cuenta su historia y la de muchos más. Espero cumpla y lo lea. Por mi parte leeré el  suyo, pero en tapas blandas, que ya de por si será duro. Y no. No os diré su titulo, no está incluido en el trato.

9788493770730

 

Bicis, cañas y tapas

diciembre 10, 2014

Portada

BICIS, CAÑAS Y TAPAS

Más vale tarde que nunca. He aquí el pago de mi deuda. Esta es una entrada que debía desde hace meses a mis amigos “pen pal”. Os comenté que gracias a compartir aficiones a través de este blog, empecé a conocer personas especiales. Y cuando digo especiales, me refiero mayoritariamente a personas extraordinarias.  Algún ”pen pal”, digamos, exigente, también aparece muy de cuando en cuando. Recuerdo el  correo de un aficionado gerundense que se parecía a aquellas preguntas secas e imperativas de los exámenes que hacíamos de jóvenes. Sin un saludo y mucho menos un “gracias” “Dígame la mejor ruta para realizar en bicicleta el trayecto de Tánger a Melilla en cuatro días. Y el precio más económico de un billete de barco hacia la península desde Melilla”

Parecía un tipo duro, me lo imagine a lo Chuck Norris y como no quise defraudar, le recomendé el antiguo trayecto interior por Ketama, Targuist y la meseta de Alhucemas. Más o menos unos tres o cuatro puertos de primera, otros tantos de menor categoría, pero nada despreciables. Y para que la aventura llegara al nivel de viaje épico, le recomendé el trayecto “experiencia vintage” en butaca hacia Almería en barco. Que como todos bien sabéis y sufrís, es lo más parecido a una galera romana. No sé si al final optó por esas recomendaciones y aún anda subiendo algún puerto de Ketama, pero espero que si lee esto, se lo tome con mucho humor.

Lo habitual es recibir correos donde me cuentan sus viajes, con fotos y comentarios en otros blog. Aficionados a la bicicleta que forjan un carácter abierto y que disfrutan intercambiado y preparando nuevas rutas. Y para esos sí que me gusta esforzarse y facilitarle con mi modesta aportación,  su paso por la ciudad.

Correo:

“Ricardo, el lugar que nos recomendaste para dormir en Melilla fue un acierto. Paco se portó estupendamente, nos cobró un precio muy bueno por todo el grupo. Llegamos el domingo sobre las 5 de la tarde [se refieren al último domingo de Semana Santa] tras una espera en la frontera de 2 horas. Eso es como estar en un manicomio, es caótico, la espera del sellado de los pasaportes y el atasco para llegar a zona española.

Salimos para Motril muy temprano. Esperamos coincidir contigo la próxima vez en tu ciudad  [me encontraba de escapada de semana santa] Para el siguiente viaje si regresamos por Melilla recomiéndanos algún bar para tomar unas raciones y unas cañas. Vimos en la página de turismo que son famosas sus  tapas, también nos lo comentaste pero no encontramos ninguno de esos bares. Había poca  gente en las calles, pero los edificios de la zona que nos recomendaste son realmente bonitos [Les entiendo. Se refieren al centro de la ciudad un domingo por la tarde/noche] y sólo entramos a un lugar de pizzas por indicación de un par de jóvenes, pero nada de tapas ni de cañas. Con las ganas que veníamos de tomar unas birras y los pescaitos de la foto de la página… “

El correo es algo más largo; estos amigos valencianos de una peña cicloturista me contaban sus cinco días de aventuras por el medio Atlas con sus bicicletas de montaña.  Suelen repetirlo casi todos los años, y esa fue la primera vez que lo hicieron con llegada y regreso por Melilla por recomendación mía. Antes utilizaban el trayecto con Beni-Enzar. Pensé, y sigo pensándolo, elegir el regreso por Melilla es una estupenda alternativa a dormir en Nador. Disfrutar como final del viaje conociendo  algo de nuestra ciudad. El centro modernista  y “el pueblo” nuestra Melilla la vieja. Y Encontrar ¡un bar! Si, un bar. Que español no echaría de menos un bar si se está con los  amigos unos cuantos días. Unas cañas con sus buenas tapas. Relax, y el mejor sitio para contar anécdotas. El final perfecto de una aventura por las montañas marroquíes con los amigos de la bici.

1653267_663700737001635_422340155_n

La llegada os la podéis imaginar, no hay mucho que contar, del barco a la frontera con la furgoneta de apoyo sin perder un minuto. Muchas ganas de empezar la aventura como nos pasa a todos. Desayunaron por el camino, les quedaba mucha travesía hasta el lugar elegido como  primera etapa. Midelt

El regreso, casi la misma prisa, pero, esta vez, por llegar a la ciudad a descansar de los kilómetros de bici y coche. No es una parada para quedarse mucho tiempo. La idea era utilizar unas horas para pasear, compartir una cena a base de tapas y raciones, dormir y embarcar temprano para la península.  Es una pena, pero no tuvieron tiempo ni para museos, cuevas, aljibes y los templos de distintas religiones por el horario. Así que se tendrá que priorizar. Aunque si estáis leyendo esto y tenéis la posibilidad, porque  manejáis otro horario, no lo descartéis. Son muy interesantes estas visitas.

¿Por dónde íbamos?  Ah sí, en mi recomendación para que cambiaran el punto de regreso a la península. La verdad es que no caí en la tristeza del centro de nuestra ciudad en un día festivo. Y en los no festivos pasadas las nueve de la noche. Dicen que alguien vio una vez a una familia paseando por el centro sobre las diez de la noche. Leyenda urbana, seguro.

Se echa de menos una buena gestión turística para este tipo de viajeros que pasan por nuestra ciudad para coger el barco y se quedan una tarde/noche con pernoctación o parte de un día. Cuántos grupos de aficionados a la bici, moteros, club de aventuras 4×4, etc.,  Verdaderos turistas no subvencionados que se pasan más de 8 horas sentados en el parking del puerto sin hacer absolutamente nada. Cientos durante todo el año. En fin, esa es otra historia del mal trabajo de los responsables de turismo de esta urbe que algún día comentaré.

??????

Al grano. Aquí van unos cuantos bares que no os defraudarán si nos volvéis a visitar. Priorizando y sabiendo que no podéis escaparos hasta los situados en los barrios, me centrare en tres zonas que son también lugares para dar un buen paseo y que están cerca de donde se concentran mayoritariamente hoteles y hostales.

 Zona centro:

Lo habitual es dedicar un tiempo a visitar el triangulo modernista del centro de la ciudad. Un conjunto de edificios con unas fachadas extraordinarias. Podéis encontrar bastante información en la red sobre esta zona, así que no me entretengo mucho. Aquí mis bares recomendados para que entre edificio y edificio hagáis unas paradas.

La Cervecería (vinculo). Calle O´Donell 23. Bar de decoración modernista en pleno centro. Siempre con mucha clientela, cuando lleguéis sabréis por qué. Por su pizarra de tapas.

La Traviata. Calle Ejército Español 5. Un bar muy especial con una decoración cuidada donde sirven buen vino y una buena cerveza de barril. Aún usan posavasos como los bares antiguos de postín. Es caro pero bueno.

la-traviata

Casa Sadia. Calle López Moreno 6. Situado en el callejón de la entrada a la Sinagoga. Uno de los bares más antiguos de la ciudad. Su anterior dueño de religión judía preparaba unas tapas con su toque de cocina hebrea, incluido el aliño de sus famosos pinchitos y caracoles. Hoy en día el actual propietario mantiene la receta de los pinchitos y caracoles como platos estrellas del local

images

La Gaviota y la Cervecería Castelar. Los dos situados a pocos metros uno de otro en la calle Castelar 26 y 16. Dos clásicos entre los clásicos en trabajar la plancha. Su especialidad el pescado, Aquí nadie repite tapa, dan ganas de probarlas todas. Si elijéis alguno de estos dos  no fallareis. Gambas, coquinas, salmonetes, pescado en adobo, calamares, etc…

tapa-de-arroz-y-gambas

Zona del Pueblo (Melilla La Vieja):

No podéis dejar de recorrer el interior de las murallas de nuestro “Pueblo” o como también llamamos “Melilla la vieja”. Son realmente impresionantes sus torreones, cañones y murallas. Tiene rincones dignos de disfrutar. Disponéis también de  bastante información en la red, por lo tanto pasamos al tapeo. Aquí unos pocos:

images (1)

Los polillas. Avenida de General Macias s/n. Frente a la entrada del puerto y bajo la puerta de la Marina. Un bar ubicado en las murallas del recito fortificado (El Pueblo) con una gran terraza para disfrutar. No es nada del otro mundo, pero en días de buen clima es con diferencia un lugar para disfrutar y charlar. Gran variedad de tapas y nada caro.

10419438_320921098097717_8582080708477392338_nEl Rincón del Marino. Antiguo “Casa El Manco”. Calle San Miguel nº 2. Quizás un bar-cantina de los más antiguos de nuestro país. Puede que date de antes de 1888, pero su primera referencia escrita aparece en ese año, por lo que se atribuye más de 126 años. Actualmente regentado por un marino que ha recorrido medio mundo. Quizás por eso  ofrece en su oferta platos de diversos países y regiones españolas.

Club Scorpio. Tunel de Florentina s/n . Un Club de aventuras que dispone de un ambigú con una magnifica ubicación. Tiene una  terraza con vista al puerto muy agradable. Gran variedad de tapas y nada caro. Si tenéis la suerte de conocer en su visita a alguno de sus asociados podréis intercambiar impresiones sobre rutas por el país vecino. Son verdaderos expertos.

Zona del Puerto Deportivo:

En esta zona al estar acotada podéis descubrir por vuestra cuenta algunos de los bares de tapas que existen. Aquí os dejo trabajar al instinto, que no todo os lo voy a servir en bandeja. Suele ser una zona muy concurrida por los autóctonos, sobre todo los fines de semanas en horas de sobremesa y ya entrada la noche al compaginar bares de tapas con locales de copas.

Melilla, es una ciudad que os puede sorprender y vista de barra en barra, mucho más. Pues ala ya tenéis respuesta a vuestra petición. Aquí he dejado unos cuantos bares. Y algunos más si os animáis a recomendarlo en los comentarios de este post.

2014-11-15 14.08.07

abierto

 ¿Qué hay de nuevo viejo?

Llevo horas buscando unas notas y no las encuentro. Espero no haberlas perdido en el avión o en un taxi, donde también desapareció mi penúltimo teléfono. Algunos taxis son como las preferentes, como dejes algo dentro, olvídate de ello de por vida  Últimamente pierdo muchas cosas cuando viajo. Pienso que es por haber empezado a ir repleto de bolsillos para ser ordenado.  Creo que volveré a mi desorden habitual y conocido y a los cuatro bolsillos de los pantalones de toda la vida donde las cosas se cuidaban solas y no se dejaban perder.

El caso es que llevo tiempo atrasando escribir sobre alguna ruta o historia sencilla. Y ahora que tenía un par de ideas para reiniciar las entradas en el blog, pierdo la chuleta. Reconozco que lo tengo más abandonado que las promesas de Rajoy. Bueno, no seré tan exagerado. Tan, tan, tan olvidado, no lo tengo.

Me he dejado. Estoy desganado. No del mundo de la bicicleta, montañas y  viajes. Quizás me he olvidado del valor que tiene para mí este pasatiempo de escribir. Comencé el blog como antídoto a la rutina, especialmente la laboral. Mantenerlo conlleva un pequeño esfuerzo semanal, pero la recompensa de disfrutar del mismo. He conocido gracias al blog a muchas personas interesantes, y  apostaría decir, que he cultivado con algunas de ellas una amistad para siempre. Y, pese a todo esto,  casi la mediocridad me gana. Vaya, vaya

Y de mediocridad escribiré hoy. Este es un blog de rutas y pequeñas historias, pero como es mi casa, me permito algunas licencias. Con vuestro permiso, ya que también es la casa de mis amigos y hasta que no encuentre las notas sobre algunos viajes que quiero contaros, aquí van unos cuantos párrafos que llevo dentro desde hace unos días.

dedo meñiqueLos/as Wapis

Algunas veces nuestra intuición nos avisa “toda desconfianza estética de quien nos habla es en realidad una desconfianza moral”. Incluso ética. Más aún, de honestidad, añadiría. Por eso no puedo evitar pensar que tras cada “cursi” se esconde un hijo de puta o, una hija de puta (perdón por el refinamiento). Siento un rechazo instintivo hacia lo cursi, porque me suena a falsedad, a hipocresía, a que me la van a clavar. Detrás de cada “Wapi” (o como cojones se escriba) de cada “porfi”, detrás de cada “supernosequé”, detrás de cada alabanza que suena a moneda de chocolate, detrás de cada “eres el mejor”, hay  un comportamiento gañan, cateto, una estrategia premeditada para demostrar “que he trepado”, “estoy aquí, en la cima del mundo, no se olviden”. En el barrio donde crecí ser acusado de cursi hubiese supuesto inmediatamente el mote de “serpiente”.

No es que en los opuestos no abunden los cínicos ni los hijos de puta, pero son de otro tipo. Me da que el cursi oculta algo, que nos toma por idiotas, dejándonoslo claro con arte, mejor dicho, con malas artes. Desconfío enseguida de quien  trata a los demás como niños de pecho. Pocas cosas irritan más que la condescendencia, la ñoñada, el cambio de voz ridículo. Aunque creo que molesta por igual a adultos que a niños. Pero estos tienen la suerte de poder expresar el rechazo que les produce, no saben de dobleces (no han aprendido, aún), dicen lo que piensan. Los adultos, como diría mi buen amigo Rafa, no tenemos más remedio que aplicar la frase ¡maldita educación católica! Que a joderse toca por no parecer que ofendes.

Hay mucha tontería en esto. Es un juego de seducción más o menos cutre, donde sólo el ingenuo queda atrapado y se lo cree algo más de tiempo. La serpiente siempre termina mudando la piel y el profesional de lo cursi lo hace constantemente. Es como el ligón de piscina, pasea con posturitas delante de todos y todas y cuando cree que nadie le ve, termina rascándose el culo en una postura indecorosa.

Una vez me contaron que un grupo de mujeres de la ciudad profesionales de “esto de lo cursi”, se encontraban durante años en la misma peluquería y tras saludarse empalagosamente, besarse hasta gastar el carmín, llamarse “mi reina” mil veces, y decirse lo wapis que están todas, esperaban  a que se fueran marchando poco a poco parte del grupo para despellejarse sin escrúpulos. Que gorda está, envejecida la encuentro, que mal gusto tiene, no tiene ni para comer, etc.…  Unas veces unas a otras, otras veces las otras a las unas, y otras,  las mitad de unas con la mitad de la otras contra la otra mitad. Así que todas lo sabían. Lo cursi es un baile de mascaras, de traiciones.  Una de ellas (seguramente en un ataque de naturalidad) reunió a todas y comento que esto entre “casi familia” no podía continuar. Así que ¡solución! Si coincidían se esperaban unas a otras hasta terminar su tiempo de peluquería, nadie abandonaba la zona de guerra. Nadie hablaría mal de nadie del grupo, todas se piropeaban. Pero amigos, limpio/a donde caiga quién ajeno al grupo le tocara ese día el despiece. El/la cursi es un descuartizador imparable. Como no sabe cuándo conviene llevar la máscara y cuando quitársela, prefiere llevarla siempre puesta en sociedad, por si acaso.

En fin, que me voy por los cerros de Úbeda. Que todo este rollo es por si tengo  suerte y los amantes de lo cursi cercanos me  leen estos párrafos. Llamadme por mi nombre. Ni si quiera digáis por favor, si se os escapa “porfi”. No me deseéis un buen “superfindesemana”. No me habléis como haciendo gracietas a los niños. Y por vuestra madre, no os parezcáis al ligón de piscina. Nos os rasquéis el culo.

 

PD.: Ya me desahogueJ. El próximo y por sugerencia de unos amigos valencianos será de bares y paseos de pocas horas por la ciudad.

doble_especial_hotel_casa_morisca_granadaPASAROS

Tengo la costumbre de anotar en una libreta (imitación a la Moleskine – todo hay que decirlo) las direcciones deHospedería de los Templarios Sepulveda0011-649de74c8f hoteles, restaurantes, precios, itinerarios de trenes, autobuses, etc., de las escapadas y vacaciones.  La verdad, no sé porque lo hago estando toda esa información en internet. Puedo localizar en cuestión de segundos a través de mi teléfono cualquiera de las cosas que anoto y con mucha más precisión. Cada uno tiene sus manías, y yo las mías, que las mantengo desde hace décadas, desde cuando empecé por los 80 a viajar por el desierto y por el Atlas marroquí. Bueno, esa es otra historia que algún día contaré.

Tenía ganas de dejar en el blog algunas referencias de hoteles y pequeñas casas con encanto. Omito los grandes hoteles turísticos, que visitado uno, visitados todos. También, refugios, albergues, casas de guías de montaña, que también son lugares especiales, pero no tiene cabida para este post. Y por supuesto las que no me gustaron, donde la calidez (sencilla o sofisticada) ni está ni se la espera… Aquí van cinco hoteles con encanto. Algunos me gustan más que otros, eso está claro, pero tienen lo necesario para pasar un fin de semana en pareja, tranquilo, sin agobios, en plan romántico o lo que se quiera. Cinco casas con mucho encanto para desconectar. Por supuesto no las he sacado de ninguna guía, las he visto, comprobado y disfrutado personalmente. Por esos os lo cuento.

Hospedería de los Templarios  (Sepúlveda-Segovia)

2san miguel-e2b4865878 (1)Un templo del buen gusto y del descanso. Su dueña, propietaria de la pastelería vecina os recibe casi como un familiar cercano. Una casa de 1852, restaurada con acierto, o por lo menos a mí me lo pareció. Está llena de esos pequeños detalles  que agradan la vista y la estancia: cestas de frutas, bandejas de dulces por todas las estanterías de un bonito comedor con vistas a la plaza mayor del pueblo, cafetera de esas modernas de capsulas con distintos tipos de café, infusiones, zumos, agua, para que en cualquier momento puedas prepararte tu mismo un tentempié. Un lugar estupendo. La limpieza y el confort de la habitación inmejorables. Y por supuesto la amabilidad de la propietaria y de la trabajadora del hotel por encima de la media. No olvidéis probar en el desayuno (por recomendación obligatoria de sus anfitrionas) el ponche segoviano

2recepción-cf7a55a01e

Antigua casa parroquial reconvertida en un pequeño hotel con solo seis habitaciones que mantiene algunos recuerdos de su pasado eclesiástico con en una moderna y cuidada decoración.

 Si alguna vez pasáis por la zona o queréis conocer el Parque Natural de las Hoces del Duratón, o simplemente estáis cerca y queréis pasar un día de turismo gastronómico, este es un hotel  muy recomendable. 

Casa Morisca (Granada)

habitacion_mirador_vista_alhambra_hotel_casa_morisca_granadaDespués de pasar unos días en este “Carmen” ya sé de donde procede la definición de hoteles con encanto. De lugares como este, sin duda.  Situado en los bajos del barrio del Albaicín, al final de la Cra del Darro, junto al Paseo de los Tristes.  Tras la fachada sencilla, que pasa desapercibida, descubres un lugar increíble: un extraordinario patio interior, fuentes, techos tallados de madera, piedras, plantas, azulejos, celosías y por supuesto las vistas.

Esta cerca de todo, del centro, del Albaicín, de la Alhambra, a pocos metros de las terrazas de los tradicionales bares “granainos”. Quizás algo caro para pasar muchos días, pero si es para disfrutar de un fin de semana te dejará un buen recuerdo. Tiene varios premios. Uno de ellos, que fue por el que conocí el hotel, lo pude ver en canal sur. Premio Europa Nostra, por la delicadeza y excelencia de su trabajo al académico de Bellas Artes, Carlos Sánchez, que fue el que dirigió su restauración. 

Patio del hotel

Patio del hotel

No tengo mucho más que decir, las fotos que os dejo ya termina de contarlo todo. Un lugar bonito de verdad

Hotel Pintor el Greco (Toledo)

10-hotel-toledo-sercotel-pintor-el-greco-habitacion-arco_jpg_210x152_crop_q85Al principio lo que te llama la atención (en agrado) es el entorno. Se encuentra situado en pleno casco histórico de Toledo, a pocos metros del museo del Greco y Sefardí, dos museos que no tenéis que dejar de visitar Me gusta este pequeño hotel porque cuando cruzas la puerta percibes que no es la típica casa “de quiero y no puedo”. La piedra es piedra, y lo antiguo es antiguo. Sin trampa ni cartón. Eso no quiere decir que no encuentres comodidad. Todo lo contrario. Han conseguido ir a caballo entre una  casa de la judería de siglos pasados y las comodidades de un hotel de vanguardia. El edificio tiene una historia centenaria que se aprecia perfectamente por cada rincón. Me pareció un alojamiento perfecto para conocer Toledo.

09-hotel-toledo-sercotel-pintor-el-greco-habitacion

Las Terrazas de la Alpujarra (Bubión – Granada)

IMG_20130330_082445-1Un hostal encantador, con todo el sentido de la palabra. Encantador. Una casa de pueblo en las laderas de Sierra Nevada, muy sencilla, acogedora y sin grandes lujos. Aunque aquí tendríamos que definir “lujo”, porque sentarse en una mecedora al lado del fuego, mirar el paisaje de uno de los mejores entornos naturales de este país desde la terraza, o, algo tan simple como disfrutar de ese “pedazo” de desayuno que te preparan Paco y su familia, es todo un lujo con mayúsculas. La familiaridad de sus propietarios es lo que le da gran parte del encanto al lugar, sin olvidar a su loro Fito que os hará pasar un rato divertido. Si quieres perderte y disfrutar de la naturaleza, ya sea en plan deportivo o gastronómico, no dudes de solicitar a Paco información de sus rutas e itinerarios, se volcará con todo lujo de detalles y planos. El precio magnifico.

Las vistas desde el hotel

Las vistas desde el hotel

Kasbah Xaluca (Erfoud – Marruecos)

vacaciones.El reposo del guerrero. Un lugar estupendo para relajarse después de una ruta por las dunas de Merzouga o por las montañas del Atlas. Al cruzar su puerta principal aparece el hotel como si fuera un espejismo en medio del desierto, llena de palmeras, fuentes, piscinas y jardines. Una kasbah tradicional construida de adobe, con lo último en servicio de hostelería. Lo mejor, el ambiente chilaut junto a la piscina que consiguen impregnar por la noche: tumbonas, barras de coctel y bebidas, buena música y por supuesto, el cielo, que al no existir contaminación luminosa en esa parte del desierto, dispones de las mejores vista del cielo que hayas podido disfrutar nunca. Aunque las habitaciones y el entorno tampoco desmerecen,  consiguen hacerte desconectar y situarte en una escena cinematográfica colonial.

Habitación

Habitación

Una de sus piscinas

Una de sus piscinas

El hotel

El hotel

Hasta aquí unos cuántos sitios que me gustaron y de los que tengo un magnifico recuerdo. No son los únicos, reservo algunos más, como Casa Paca de Alhucemas o Casa Mudéjar en Segovia, pero los dejo en “stand by” para añadirlos en otra entrada con los que supongo disfrutaré estas vacaciones, si tenemos suerte y acertamos, que para eso nos hemos currado la búsqueda. Cruzaremos los dedos. Decía (no sé quién) que viajar y leer es un antídoto contra la apatía y el aburrimiento. Seguramente sea cierto, a nosotros nos lo parece. Viajar y leer sobre los sitios que visitamos, (tampoco hace falta gastar mucho si eres previsor) nos hace disfrutar cada día más y quizás uno de los motivos por lo que comparto estos lugares en el blog. Aunque un buen amigo (omito su nombre por su seguridad) piensa que eso es un sueño, pero no idílico precisamente “¿En pareja, tranquilo y sin agobios? ¡Anda ya! “